Seleccionar página

Cerrajeros Urgentes
Una llave atascada en una cerradura es uno de los incidentes más molestos y habituales que nos pueden suceder. De seguro te ha pasado alguna vez o has escuchado de algún conocido que le haya pasado.
Sin embargo, puede resultar incluso más desagradable cuando se atasca en la cerradura del gavetero de nuestro escritorio personal, bien sea en casa u oficina, porque generalmente es en ese lugar donde almacenamos documentos valiosos y además las llaves de este tipo de cerraduras son ligeramente distintas a las de uso convencional.
Este problema puede suceder por imperfecciones en la llave, corrosión de las piezas del cilindro de la cerradura o desgaste por años de uso. Es un indicativo de que debemos estar pendientes de cambiar la cerradura por una nueva.
Si esto te ha pasado o te interesa saber qué hacer en caso de que ocurra, te presentamos algunos trucos para sacar la llave en caso de atascarse, para que no tengas que gastar dinero llamando al cerrajero, o peor aún, tener que romper el seguro de tu escritorio para poder abrirlo.
Consejos para solucionar el atascado
Mantener la calma
Lo primero y más importante es mantener la calma y no intentar forzar la llave en la cerradura. Recuerda que las llaves de escritorio son más pequeñas y delgadas de lo normal y pueden romperse fácilmente. Si se te rompe la llave dentro de la cerradura, vas a empeorar la situación.
Empuja la llave hacia adentro de la cerradura
Coloca la llave en posición vertical (o cualquiera que sea la posición de salida) y empuja lo más que puedas hacia dentro de la cerradura, luego tira de la llave hacia afuera, procurando que no se doble. Puedes ayudarte con tenazas en caso de tener dificultades para sostenerla.
Has movimientos vibratorios
Sacude levemente y rápidamente la llave de un lado hacia otro o de arriba hacia abajo mientras tiras de ella hacia ti, como si quisieras hacerla vibrar dentro de la cerradura. Recuerda estar pendiente en todo momento de que no se vaya a doblar.
Intenta sacar el cilindro de la cerradura
Si los consejos anteriores no funcionan, verifica que la cerradura tenga tornillos a la vista. Si los tiene, utiliza un destornillador para aflojarlos, remueve la tapa de la cerradura e intenta sacar el cilindro de la misma, para luego sacar la llave.
Utiliza un lubricante
Agrega un poco de aceite lubricante dentro de la cerradura, puede ser con un aerosol. Luego sacude la llave vigorosamente para que el lubricante bañe bien la parte interior de la cerradura. Vuelve a tirar de la llave para verificar si sale.
Contacta un cerrajero
Si ninguno de los trucos anteriores soluciona el problema, lamentablemente tendrás que recurrir a un profesional para que te ayude a solucionarlo sin llegar a dañar la llave o la cerradura. Contacta con un cerrajero de confianza que de seguro tendrá las herramientas y el conocimiento necesario para desatascar la llave.
Siempre tendrás la opción de sacrificar la cerradura, dándole golpes con un martillo por ejemplo, pero es una solución poco práctica que dependerá del tiempo que tengas y de que tengas los recursos disponibles para comprar una nueva cerradura.
Opta por la opción de contactar a un cerrajero antes de dañar la cerradura, pues estos profesionales muchas veces cuentan con las herramientas necesarias para solucionar el problema sin necesidad de tener que invertir dinero en una cerradura nueva.
La conclusión es que puedes aplicar varias soluciones para resolver tu problema antes de tener que verte en la obligación de hacer un gasto fuera del presupuesto común.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies