Seleccionar página

cerrajerosmataro.club
Si has comprado una ventana para cambiar la existente en tu dormitorio con las mismas medidas de la actual, verás que, con un poco de paciencia y cuidado, puedes realizar fácilmente el cambio y sorprender a tu familia o amigos con ese trabajo manual, aun si tienes poca o ninguna experiencia en el área.
Lo primero que debes hacer es retirar el marco de la ventana, de manera de poder reutilizarlo al culminar el cambio. Para ello vas a necesitar una palanca o una barra que tenga un borde plano, para que al insertarlo en la parte externa de cada lado del marco (superior, inferior, izquierda y derecha), puedes ejercer cierta presión con ayuda de un martillo e ir despegándolo sin romperlo.
Una vez completada esta tarea, procede a quitar la ventana, desatornillando las piezas una a una, para luego proseguir limpiando bien todo el área, incluyendo la zona del marco, antes de comenzar a instalar la nueva.
Revisa si hay agujeros o espacios a los cuales se les deba retirar restos de pintura, masilla o cualquier otro material utilizado para ajustar la ventana anterior y si debes retocar alguna es buen momento para hacerlo, colocando nueva masilla que disimule los agujeros o aplicando pintura luego de eliminar la vieja.
Para ello puede servirte algún resto de pintura de algún arreglo anterior que hayas hecho en tu cuarto.
De estar todo bien, podrás comenzar a instalar la nueva ventana, que al ser de igual medida que la anterior, sólo requerirá tener el cuidado necesario para que quede fija, siguiendo las marcas dejadas en el espacio por la ventana vieja.
Una vez que la has fijado, podrás colocar de nuevo el marco y disfrutar el cambio que has logrado hacer en la habitación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies